Gianicolo: Qué ver y qué hacer en el mirador de Roma

🎠 El mirador de Roma, la defensa de la città eterna

El monte de Gianicolo de Roma se trata de un lugar perfecto para despejar la mente y respirar aire fresco mientras se contemplan las mejores vistas de la Ciudad Eterna. Conocido también como Janículo es la octava colina más importante de Roma y su mirador fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1990. 

Se ubica entre el Barrio del Trastevere y el Vaticano y es un lugar muy reconocido históricamente debido a la gran importancia que tuvo en defensa de la ciudad a mitad del siglo XIX durante las batallas contra las tropas francesas. Desde entonces, este sitio se estableció como un lugar de culto para Giuseppe Garibaldi, líder de las tropas republicanas italianas.

Tiene una altura de 82 metros, lo que permite que desde la Passeggiata del Gianicolo puedas disfrutar de una panorámica muy evocadora de todo el centro histórico de la ciudad. Por este motivo, si vas a viajar a Roma dos o más días no deberías perderte la oportunidad de presenciar las vistas de la ciudad que regala el mirador del monte de Gianicolo.

Pero, además de las vistas, el monte tiene mucho más para enseñarte. Si quieres conocer más, aquí podrás conocer al detalle todo lo que puedes ver en el Monte Gianicolo de Roma. ¡Vamos allá!

Historia sobre Gianicolo, Roma

El monte Gianicolo fue el escenario donde se llevaron a cabo las batallas sangrientas que se dieron durante el siglo XIX y en la que se estableció la República Romana el 9 de febrero del año 1849. Un estado que duró bastante poco a pesar de los esfuerzos defensivos de las tropas de Garibaldi.

El 24 de abril de ese mismo año desembarcaron en Civitavecchia las fuerzas francesas bajo el mandado del general Oudinot, quién ordenó recuperar las tierras para devolver Roma a Pío IX, el cual huyó a Gaeta. Fueron derrotados en una primera instancia en Porta San Pancrazio, lo que obligó a pedir refuerzos y lanzar un ataque que culminaría con el monte de Gianicolo.

La colina fue bombardeada y asaltada, sufriendo los soldados de las tropas de Mazziniano y Garibaldi los ataques que terminaron en una sangría. Este hecho fue un momento épico para la historia de Roma, pues desde entonces se les consideró como unos grandes héroes de la lucha por la defensa de la República Romana.

Para el 1883 las instituciones de Italia convirtieron el monte en un espacio abierto al público para caminar y donde poder conmemorar a los defensores de Roma, colocando en los extremos de su avenida bustos de la tropa de soldados de Garibaldi.

Qué ver en el monte Gianicolo de Roma

A pesar de su pasado bélico, actualmente el monte Gianicolo es un lugar perfecto para dar un paseo y olvidarse un poco del bullicio del centro de la ciudad. En este sitio se pueden realizar muchas actividades, siendo en muchos casos ideales para los niños. Desde atracciones de feria hasta  exhibiciones de marionetas y paseos en poni.

Además, deberás sacarte un selfie en algunos de sus increíbles miradores. Aquí te revelamos algunos de los más importantes.

1. El mirador del Gianicolo

El mirador del Gianicolo se sitúa en su plaza principal conocida como la Piazzale Garibaldi, la cual no solo lleva el nombre de este héroe italiano, sino que también presenta una estatua en su honor. En las limitaciones de la plaza podrás disfrutar de las mejores vistas de toda Roma, concretamente en la zona más alta del monte.

2. El cañón del Gianicolo

Desde 1904, debajo del Belvedere del Gianicolo cada día a las 12:o0h tres soldados se encargaban de lanzar un fogueo desde este cañón. El hecho de estos disparos se remonta al año 1846 durante la época de Pío IX. El fin de este lanzamiento era para hacer saber al pueblo que empezaba el mediodía. A día de hoy se mantiene la tradición.

3. El Fontanone de la colina

También se le conoce como la Fontana dell’Acqua Paola y se trata de una de las edificaciones arquitectónicas más interesantes de todo Gianicolo. Se recreó como celebración de la reapertura de uno de los acueductos de la ciudad durante el siglo XVII. Su fuente de mármol boza de agua cristalina y da la bienvenida al monumento. Desde su esquina puedes presenciar otra de las mejores panorámicas de la ciudad.

4. El Mausoleo Ossario Garibaldino

Después de visitar el Fontanone puedes bajar el monte y girando a la derecha encontrarás el Mausoleo Ossario Garibaldino. Fue un diseño del arquitecto Giovanni Jacobucci su creación duró 2 años y se inauguró el 3 de noviembre de 1941. Se trata de un monumento en honor a los que cayeron en el mando de Garibaldi durante la defensa de la República a mitad del siglo XIX.

5. La Iglesia de San Pietro in Montorio

Cuando ya hayas visto todo lo que hay en la parte de la derecha del Monte de Gianicolo será el momento de visitar su parte izquierda. Aquí encontrarás el San Pietro in Montorio que se trata de un convento de franciscanos en el cual se presencia el Templete del Bramante.

En este lugar se sitúa el Liceo Cervantes, una escuela gestionada por España en la que se imparten clases desde primaria hasta Bachiller.

6. El Templete del Bramante

Es uno de los lugares más reconocidos de Roma. Se trata de un monumento de estructura circular que representa el martirio de San Pedro, así como las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad. Su creación se llevó a cabo debido a que los Reyes Católicos se lo encomendaron al arquitecto renacentista Bramante, el cual era uno de los más reconocidos de la época.

¿Dónde está y cómo llegar al Gianicolo de Roma?

La colina se sitúa sobre el Barrio del Trastevere, en Roma y para llegar lo puedes hacer en transporte público, la línea de autobús que llega hasta allí es la 870.

¿Merece la pena visitar el Gianicolo de Roma?

El Monte de Gianicolo de Roma es un lugar que esconde mucha historia y además tiene una de las mejores panorámicas de toda la ciudad. Se encuentra sobre el Barrio del Trastevere y tiene una subida de 82 metros. Si tienes tiempo durante tu viaje por la Ciudad Eterna te recomendamos que no pases por alto esta visita porque te regala unas vistas magníficas de la ciudad.

Desde este lugar vas a sacar las mejores fotos de Roma y también disfrutar de monumentos que son Patrimonio de la Humanidad. Lugares como la Iglesia de San Pietro in Montorio son esenciales de conocer ya que han marcado un antes y un después en la historia de la ciudad. También el Templete de Bramante y las esculturas en honor a Giuseppe Garibaldi, así como las edificaciones en conmemoración a su esposa Anita.

Muchos de los monumentos son de estilo barroco y a lo largo de la extensión de los jardines puedes presenciar figuras que representan personajes importantes de la guerra en la que se consiguió la unificación de Italia. Los parques de esta colina son ideales para pasear, respirar aire fresco y disfrutar de unas vistas preciosas en un lugar lleno de paz y calma, muy alejado del ajetreo y ruido que se vive en el centro de Roma.

También puedes ver
El Panteón de Agripa de Roma. Qué ver, Ubicación y Horarios