Palacio Venecia, Roma: Historia, Ubicación, Horarios

🇮🇹 La fortaleza renacentista con vistas a la plaza más bulliciosa de la ciudad

El Palacio Venecia de Roma es una maravilla arquitectónica que se encuentra localizado en la bulliciosa Plaza Venecia junto al Altar a la Patria. Construida bajo un diseño renacentista-romano, fue una de las primeras edificaciones en Italia de este estilo.

Denominada en su idioma natural como Palazzo Venezia, es la sede del Museo Nacional del Palacio Venecia, de la Biblioteca de Arqueología e Historia del Arte y sede del Complejo de Museos de Lazio. Su gestión actual es estatal, pero en sus orígenes fue hogar del cardenal veneciano Pietro Barbo, el cual llegó a convertirse en Papa bajo el nombre de Paulo II.

El Palacio Venecia es uno de los lugares que ver en Roma si tienes mucha curiosidad por saber acerca de la historia de la città eterna o si eres un amante de la arquitectura. ¿Sabías que aquí se convocó el Concilio de Trento? Esta anécdota y mucho más lo desarrollaremos a continuación.

Historia del Palazzo Venezia

El Palacio Venecia se construyó entre 1455 y 1467 por orden del cardenal veneciano Pietro Barbo, siendo razón por la que este edificio sea conocido también como Palazzo Barbo.

La autoría de la obra es desconocida, siendo históricamente atribuido a Leon Battista Alberti, aunque últimas investigaciones apuntan al arquitecto Francesco del Borgo o Giuliano da Maiano.

Sea quien fuese el autor, lo más destacable de esta obra es su estilo, ya que el Palacio fue una de las primeras edificaciones estilo renacentista romano. Como curiosidad, para su construcción se usó partes del travertino del Coliseo romano y del Teatro de Marcelo.

El Palazzo Venezia fue sede residencial papal en varias ocasiones, incluida cuando Pietro Barbo fue nombrado Santo Padre en 1464 bajo el nombre secular de Paulo II.

Paulo II no tuvo buena fama, siendo considerado un hombre de pocos valores y de tendencia al exceso. Sin embargo, si fue un gran amante del arte, por lo que promovió el mecenazgo y su palacio fue una de sus grandes aportaciones a Roma, la ciudad que quería que “se convirtiera en la más bella del mundo”.

El Palacio Venecia fue también embajada de la República veneciana en 1564 o sede de la embajada austriaca entre el siglo XVIII y XIX. Durante ese tiempo, aquí se celebraron numerosas celebraciones o reuniones que marcaron el rumbo de la política italiana y europea. Podríamos destacar que fue el punto de reunión entre Carlos I de España y V de Alemania y el papa Paulo III para convocar el Concilio de Trento.

En 1916 pasa a manos del Estado de Italia, convirtiéndose años después en la sede central del gobierno de Benito Mussolini. De hecho, desde un balcón de este lugar, el dictador fascista declaró la guerra al Reino Unido y Francia en 1940, siendo un acontecimiento muy vergonzante en la historia reciente de Italia.

Finalizada la II Guerra Mundial, el Palazzo volvió a manos estatales y fue el escenario elegido para albergar el Museo Nacional del Palacio Venecia, el cual se mantiene todavía abierto.

Visitar Palacio Venecia: imprescindibles qué ver

El Palacio Venecia es una imponente edificación considerada mitad palacio, pero también mitad fortaleza por el sistema de defensa típica de la Edad Media. Fue una gran revolución en la arquitectura de la ciudad y su inspiración mayor viene de los monumentos y edificaciones de la Roma antigua.

Por ejemplo, además de disponer de materiales empleados en el Coliseo de Roma o el Teatro de Marcelo, en el interior del Palacio Barbo se encuentra una preciosa bóveda inspirada en la del Panteón de Agripa.

Sin embargo, no todo el palacio es de estética renacentista romana, habiendo elementos que pertenecen a épocas posteriores. Aquí te dejamos algunos de los puntos de interés que no debes perderte en tu visita al Palacio de Venecia:

Palazzetto

El Palazzeto es uno de los dos cuerpos sobre los que está construido el edificio. Sería la parte que da a la Plaza Venecia y la Via San Venanzio. Fue construido en 1455, pero demolido en 1909 para otorgarle su característica aspecto actual en el que destaca la fachada exterior que se observa desde la plaza.

En esa fachada, de estilo modernista, se encuentra el balcón en el que Benito Mussolini daba sus famosos discursos y donde declaró la guerra a Francia y Reino Unido.

También de estilo modernista podemos encontrar la Scala Nova, una escalera construida en el siglo XX para mejorar el tránsito dentro del edificio durante su etapa como sede gubernamental.

Estancias papales

Una vez hemos conocido la parte modernista del palacio, pasamos al cuerpo principal del edificio y dónde es encuentra la construcción original de estilo renacentista. Aquí lo más llamativo son las estancias papales, siendo las más importantes la Sala del Papagallo y la Sala dei Paramenti.

La primera estancia debe su nombre a que el papa tuvo como mascota un papagayo, siendo uno de los primeros ejemplares que se trajeron a Europa. En aquella época, en la que se estaba descubriendo el Nuevo Mundo, era habitual que se trajeran animales exótico y que estos pasasen a manos de personas importantes o adineradas.

A su vez, la Sala dei Paramenti, o Sala de los trabajos, destaca por una decoración basada en la épica de Hércules, una temática que gustaba mucho a Paulo II por los valores que representaba este ser mitológico.

Sala del Mappamondo

En esta parte del Palacio Venecia ocurrió dos de los momentos más importantes de la historia: la convocatoria del Concilio de Trento y el Gran Consejo de Benito Mussolini. También fue el lugar de la muerte del papa Inocencio VIII, siendo un fallecimiento un tanto extraño debido a una serie de negligencias médicas y rumores de transfusiones sanguíneas en la se sacrificaron a niños para salvar la vida del Pontífice.

Información de Palacio Venecia

🚌 Ubicación y Cómo llegar


El Palacio Venecia se encuentra entre la Plaza Venecia y la Via del Plebiscito. Llegar hasta allí es sencillo, ya que es un lugar de mucho tránsito de transporte público y paradas de buses (líneas 40, 63, 70, 75, 81, 87, 95, 160, 170, 204, 628, 630 y 716).

Puedes también llegar en metro, tomando la linea B y bajándote en la parada Colosseo. Una vez desde allí podrás ir andando unos 10 minutos

⌚ Horario

El Palacio Venecia tiene un horario de 9.30h a 19.30h (El último itinerario para entrar será a las 18.45h).

🛒 Precio entrada

Entrada general: 10€
Ciudadanos de la UE de entre 18 y 25 años: 2€
Menores de 18 años: gratis

Para acceder al Palazzo Venezia acuda a la taquilla del Vittoriano (vía del Plebiscito, 118), donde podrá comprar el ticket y recibir todo tipo de información sobre el recorrido.

El acceso al Jardín del Palazzo Venezia es totalmente gratuito.

⚠ ¡Importante! ⚠  Si perteneces a algunos de los países incluidos en las listas A y C del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, deberás presentar el Green Pass o Certificado verde Covid-19. Aquí más información.

Qué ver alrededor del Palacio Venecia

El Palacio Venecia quizás no sea uno de los lugares que  ver en Roma en un día, ya que existen monumentos y edificios de mayor interés como son el Foro Romano, los Museos Vaticanos, el Panteón de Agripa, Villa Borghese o la Piazza Navona.

Sin embargo, el palacio se encuentra en un lugar privilegiado, cercano a monumentos históricos como el Vittorio Emanuele II, el Foro de Augusto, el Campidoglio, los Museos Capitalinos, el Teatro de Marcelo o la Iglesia del Gesú.

Por ello, al ser el palacio un sitio por el que pasarás con casi total probabilidad, si dispones de tiempo suficiente no dudes en visitarlo.

También puedes ver
Qué ver en Roma en 2 días: Itinerario a pie + Mapa